Los tatuajes: una obra de arte de la que te puedes arrepentir

Los “tatuajes”, esas marcas en la piel a veces tan maravillosas que usamos para marcar un hecho en nuestras vidas inolvidable y que queremos plasmar por el resto de nuestras vidas en ese único cuerpo que tenemos.

Muchas veces son auténticas obras de arte donde de manos de grandes artistas salen magníficos tatuajes dignos de lucirse en fotografías por todo el mundo.

Hay tatuajes espeluznantes de todos los tipos que podemos imaginar, el típico nombre de tu abuela en elfico, los retratos de la familia (tu hijo, tu hija, tu madre, tu padre, en fin todos caben si tienes una espalda de 2×2), los tatuajes de las huellas de tus mascotas, los que son un símbolo que tus amigos tienen que descifrar pero que luego no quieres decirle el significado, el nombre de tu marido, de tu novia o de tu ex o lo que fue el nombre de todos ellos que todavía sobresale de un borrón por encima del gran desastre que se han atrevido a tatuar encima, o el tatuaje de una cabra encima de una oreja así porque si sin más.

Leave a Reply